sábado, 28 de abril de 2018

HAY VECES...




HAY VECES...

Hay veces que hasta Dios se hace desear, es mi moral a medias, son mis sinsentidos desbordados y cayendo sin esperanza al abismo.


Hay veces que desaparece el entendimiento, y te paseas incoherentemente  esperando que alguien te  salve, te proteja, te deje dormir en sus sueños, pero eso nunca sucede, y caes otra vez en los lamentos tristes y sin sentido.


Hay veces que nos creemos salvadoras de un ahora de los demás, sin darnos cuenta que nadie quiere ser rescatado, que cada una se instalo en la vida que quisieron, pudieron, o simplemente decidieron, aunque se enojen al pensarlo.


Hay veces que al despertar sueño con la hermosa vida que tengo, y que nada necesito ahora, que vivo donde quiero, y aparece la calle del sentimiento, la plazuela de las lágrimas, o el puente de mil suspiros, todo me hace ir donde quiero, para allanar  mi vida, o ponerla boca bajo  según el instante.



No soy mujer de dolor, y no solo necesito placer, aunque este último nace del este primero, y al final pienso que todos esperamos lo mismo… ser amadas en el silencio de la noche, entre los gritos de un amor apasionado y vivo hasta el final de sueño.




martes, 12 de diciembre de 2017

HAY VECES QUE...



HAY VECES QUE...

Hay veces que los suspiros son como cadenas en nuestra garganta, demasiado pesados para caer en tan sensible lugar, y donde cualquier diamante te hace una herida, solamente los besos no hacen daño.


Hay veces que una sensación te da vida, y una verdad te la quita, somos pequeñas sombras dentro de la luz cegadora del amor, donde todo se confunde, y el misterio lo envuelve en papel de deseos.


Hay lejanía que se hace sendero y camino, esperando llegar a encontrar tu destino, pero hay veces que la senda no aparece y nos quedamos perdidos en la maraña de sueños y olvidos, y allí se seca la alegría, y se pierde la vida sin remedio.


Y hay veces que busco mi alegría y mis sonrisas sin encontrarlas, entonces recuerdo cuando yo sonreía, pienso y pienso, entonces apareces, y sonrió, canto, y a veces, hasta lloro de felicidad, pero todo eso después de traerte a mi, sin tu saberlo.


miércoles, 8 de noviembre de 2017

HA PASADO EL TIEMPO




HA PASADO EL TIEMPO

Ha pasado el tiempo, mas del que yo recordaba, y el recuerdo trae miradas y frases olvidadas, palabras que llenaron mi corazón y mi mente hace… ni se cuanto.


Es verdad que frente a la indiferencia, un tul de olvido lo envuelve todo, el daño se guarda entre algodones para que no duela, pero es mentirle a la mente, porque el corazón sangra.


Que poco sirven las palabras cuando hay heridas que sanar, y el recuerdo favorece el dolor, y llega la nostalgia y el pensamiento diciéndote ¿cómo ha podido pasar?


Y se hace un hermoso Patchwork  para que en la cama no se enfríen los recuerdos, y volver a soñar con lo hermoso que hubo tiempo atrás, no queremos que todo desaparezca, pero yo misma me engaño… nada queda de lo que soñé sin vivir y que ahora tanto me afecta.





domingo, 29 de octubre de 2017

NUESTROS BUENOS DÍAS




NUESTROS BUENOS DÍAS


Nuestros buenos días y buenas noches se quedaron como lo eterno, pero… la eternidad solo la tienen los que se van definitivamente “los muertos” y ni tú ni yo lo estamos.


Creíamos que nos sostendríamos en un querer sin exponer nada, solo mirando el atardecer, pero yo me levantaba a ver el amanecer que a mi también me gustaba, y esto último dio vida a mi vida diaria, y cuando llegaba el atardecer, ya había pasado mi día abrazada a un amanecer que pintaba mis sentidos, y deje de preocuparme de lo demás.


Pero uno seguía siendo importante aunque el otro despertase a mi lado, y el segundo llegaba de lejos dándome sus últimos rayos de pasión y en un mañana sin sentido.


Y viví a tope mis colores, todo se envolvía en el papel azul mar y cielo rojo, todo me era necesario, y ahora lejos del azul mar… añoro su color, y siento que me falta la mitad del principio, pero todo llegara  a mi vida como el invierno, sin poder evitarlo.



viernes, 20 de octubre de 2017

LAS RELACIONES SE QUEDAN




LAS RELACIONES SE QUEDAN

Las relaciones se quedan  con nosotros, cuando el ser las vive de lejos, las ama de cerca y sin un roce más que de soledad.


Nadie da derecho a dejar el alma vacía como las noches sin ti, como aquellas vidas errantes que por entonces vivimos, sin saber que eso era el pasaporte a la inmensidad de los días, y que me llevo al olvido de mis pasiones.


Tu ya sabias que habías echado las redes en la inmensidad del tiempo,  y que deje que vistieras mis días, aunque el sol estuviese siempre de vacaciones, pero no importaba, ahora sé que eres desconsuelo y sentimiento de lo que no fue.


Te creíste con derecho de ser siempre mi entrada favorita para vivir el teatro de mi vida, y fui la protagonista de lo que me importaba en esos momentos, aunque solo el rozarme los labios con tu aliento era el sentimiento más valorado sin que nadie fuese más allá.


Pero durante ese tiempo… de plenitud lo fuiste todo, será que soy poco ambiciosa, porque yo solo quería traerte a mi vida aunque fueses solamente pensamiento, que llegases a mí de esa manera arrolladora, y que nada pidieses a cambio de… nada.


Nada se puede pedir, pero si sentir aun después del tiempo, de las mañanas cortándome el aliento como el frio de diciembre, y que no se puede evitar, aunque me consumo en los segundos de los más cálidos sentimientos, de piel junto a piel, y necesidades que se convirtieron en tormentos de nadie.



jueves, 15 de junio de 2017

NO HUBO




NO HUBO


No hubo reproches, solo indiferencia que es el peor de ellos.



No hubo palabras, solo soledad, deseos impregnando mi piel de él sin estar, sabiendo que ya deja todo en otra piel, por no recordarme, por no ser esclavo como yo lo soy.



No hubo noches con el, pero si sueños diarios, cuentos donde el príncipe llegaba con su sonrisa bella y sus ojos enormes pidiendo perdón sin hablar, porque todo lo que quedo fueron sus silencios, sus ausencias, y sus cartas escritas cada noche junto a la luna.